Universidad Sergio Arboleda responde: 'No hay nómina paralela'

Universidad Sergio Arboleda responde: ‘No hay nómina paralela’



Luego de perder la
acreditación de alta calidad
, la
Universidad Sergio Arboleda
dice que esta decisión se basó en temas de gobernanza y administrativos,
y no en las denuncias de nóminas paralelas, irregularidades en contratos, entre otras acusaciones
de la que fue objeto por parte de Leonardo Espinosa, quien fuera decano de la Facultad de Derecho del
alma máter
.

Así lo explicó a EL TIEMPO Germán Quintero Andrade, actual vicerrector académico de la institución
, quien se refirió a las medidas preventivas ordenadas por el Ministerio de Educación, que despojaron a la universidad de su acreditación de alta calidad.
Pese a que no solo Espinosa sino otros exprofesores y alumnos sostienen que sí ha habido irregularidades en contratos, de acuerdo con Quintero, estas no han tenido lugar, e incluso señala que Mineducación no encontró tales falencias, y que las medidas obedecen a otros temas.
La universidad fue sometida a unas acusaciones el año pasado, y eso produjo una visita del Ministerio. Se dieron todas las explicaciones que vienen al caso. El 5 de agosto el
Gobierno Nacional firma una resolución que nos decreta una medida preventiva.
No una sanción ni una intervención.

Esta medida nos indica que
debemos hacer y concretar un plan de mejoramiento con Mineducación,
cosa que estamos haciendo. Por este escándalo se han dicho muchas cosas, pero la verdad es que la resolución se soporta en dos cosas:

la primera, que
en el Consejo Directivo de la universidad no existe ni ha existido nunca representación de estudiantes y el cuerpo docente
, lo cual el Gobierno considera que es lo ideal para una mejor gobernanza.
Lo segundo, es que un tema financiero.
En el 2017 tuvimos problemas, pero ni siquiera ese año tuvimos iliquidez. Sin embargo, la resolución dice que podría haber riesgo de iliquidez, no dice que esté ilíquida. Actualmente, nuestros activos corrientes podrían cubrir dos veces los pasivos corrientes. Consideramos que esta institución es de bastante liquidez, pero si el Ministerio considera que se nos debe ayudar a que la situación sea aún mejor, pues lo aceptamos.

Ese chisme de que tenemos problemas económicos es gravísimo, pero eso no es cierto. Hemos pedido revisar la medida, porque a juicio nuestro no hay problemas.
Todo eso no existe.
Nada de eso es soporte de la decisión del Ministerio.
Nada sobre contratación u otros aspectos.
Las explicaciones que dimos, durante seis meses, entiendo que fueron suficientes porque la resolución no se refiere a estas cosas.
La relación, el contrato, que tuvimos cuando era consejero presidencial se dio con altísimo nivel profesional. Durante su Fiscalía no hemos tenido ninguna relación laboral como docente. Nos dictó unas conferencias y algunas clases de posgrado. Eso es todo. Se llevó a cabo de manera ajustada al contrato.

Lo que se ha referido como nómina paralela fue aceptado y reconocido por el Ministerio que se llevó a cabo de manera legal,
que lo que se estaba remunerando eran labores ciertas.
Esas acusaciones gran parte eran contra el señor rector como persona natural,
nada que ver con la universidad.
De ninguna manera afectará a los estudiantes
. Primero, porque las medidas no se dieron por un tema académico, sino por temas de gobernanza y financieros. Segundo, porque
se retiró un reconocimiento de alta calidad, pero no los registros calificados
que son las acreditaciones que nos permiten ofrecer un programa académico que de por sí deben cumplir con estándares de calidad.

La acreditación de alta calidad es un reconocimiento mas no un requisito para operar y ofrecer títulos profesionales.
En Colombia más de 200 universidades no están acreditadas institucionalmente, pero igualmente pueden ofrecer pregrados y posgrados.
Estamos en proceso de elaboración del plan de mejoramiento que debe estar aprobado por el Ministerio. Luego de ser presentado, se analizará el grado de cumplimiento que tenemos de los temas por los que se aplicó la medida. Consideramos que la mayor parte de estos temas están cumplidos, por lo que aspiramos a que la orden sea levantada en el primer plazo.
Cuánto tiempo será, no sabemos con certeza.
Nos preocupa en cuanto al impacto que esta noticia pueda tener en las matrículas e inscripciones.
El tema reputacional, con estas noticias, se afecta gravemente.
Ha habido confusión en el tema y eso puede repercutir en la cantidad de estudiantes. Por eso queremos aclarar que nada de esto afecta la calidad académica de los programas ni la oferta de los mismos.
Para nada. La operación en las universidades es costosa. Además una de las recomendaciones que nos da el Ministerio de Educación es precisamente que mejoremos el soporte financiero.
Si bajamos los precios, ahí sí sería inviable la universidad.

REDACCIÓN EDUCACIÓN



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico