Tecnología, educación y deporte, herramientas que transforman vidas

Tecnología, educación y deporte, herramientas que transforman vidas


En Colombia viven más de 15.4 millones de niñas, niños y adolescentes, quienes representan el 31,03% del total de la población del país, de acuerdo con las proyecciones de población basadas en el Censo de 2018 para 2022. De la misma manera, cifras del índice de pobreza multidimensional (PM) de 2020, indicaron que, entre 2019 y 2020, se registró un aumento del nivel de pobreza en esta población al pasar de 17,5% a 18,1%.

Las empresas privadas, pequeñas o grandes, podemos -desde nuestras estrategias de negocio y de sostenibilidad- impulsar iniciativas y proyectos que busquen mejorar sus condiciones de vida. El tener un propósito más allá del negocio, es fundamental para generar cambios y entregarles mejores oportunidades a estos niños, niñas y adolescentes del país, en especial de las zonas más vulnerables, apartadas y rurales de Colombia. En Claro y desde Claro por Colombia, entendimos que con tecnología podemos transformar vidas, y que para que la conectividad y el Internet tengan un mayor impacto, es necesario apalancarlo con herramientas poderosas como la educación y el deporte.

Así promovemos ¡Los niños y las niñas primero con la tecnología! En donde, por ejemplo, a través del campo de juego y con metodologías claras, transformamos realidades y fortalecemos sus habilidades para la vida y valores buscando que tengan acceso a las herramientas que les permitan tomar mejores decisiones ante contextos complejos de vulnerabilidad, conflicto, criminalidad, entre otros.

La Copa Claro por Colombia, no es un torneo deportivo. El fútbol, deporte por excelencia en el país y modelo de oportunidades para todos, se convierte en una herramienta poderosa con la que trabajamos en equidad de género, resolución pacífica de conflictos y empoderamiento, mediante la responsabilidad, el respeto, el compañerismo y la igualdad. La conectividad y la tecnología son transformadores de sociedades y abren junto con el deporte y la educación, la posibilidad de acceder a herramientas de conocimiento y formación.

En 2022 seguimos adelante con la Copa Claro por Colombia en su cuarta versión, en donde confluyen estos tres conceptos poderosos. Este año, por ejemplo, están participando más de 3.168 niños, niñas y adolescentes en 12 departamentos del país: Atlántico, Bolívar, Chocó, La Guajira, Antioquia, Risaralda, Quindío, Caldas, Cauca, Tolima, Casanare y Meta.

En esta edición de la Copa, se priorizaron municipios de las Zonas Más afectadas por el Conflicto (ZOMAC), aquellos que han sido más afectados por la violencia en Colombia a causa del conflicto interno en comunidades como: Caloto, Corinto, Puerto Tejada, Quibdó, Mesetas, entre otros. En esta edición el 36% de las participantes son mujeres, además, en el desarrollo del juego, el primer gol debe ser anotado por ellas. De esta manera, se promueve el trabajo en equipo, generando espacios de socialización y encuentros deportivos que promueven y propende los valores y el desarrollo de competencias humanas.

Todos los participantes y sus familias acceden a PruébaT, Aprende.org y Capacítate para el Empleo, plataformas digitales y sin costo, desarrolladas por la Fundación Carlos Slim y recomendadas por Claro por Colombia, con las cuales acceden a miles de contenidos desde educación inicial hasta formación para el empleo y el emprendimiento.Creemos que la niñez y la adolescencia son el centro de atención para lograr un mejor país. Nuestro objetivo es seguir transformando la vida de miles de niños, niñas y adolescentes de Colombia con tecnología.

El balón ya está en la cancha. Por eso, cada vez más, las empresas en Colombia debemos trabajar en conjunto para impactar de manera positiva a las nuevas generaciones incentivando el uso de la tecnología y de las plataformas de educación virtuales y gratuitas para contar con jóvenes más preparados, con más conocimiento y, sobre todo, para que generemos oportunidades para transformar la vida de más colombianos de manera incluyente.



Tomado de La República

Etiquetas:
Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico