Pruebas saber 11: Preocupantes resultados de la educación en el país

Pruebas saber 11: Preocupantes resultados de la educación en el país

De 500 puntos posibles, el promedio nacional fue de 250. Análisis.

Tomado de: El Tiempo

De manera sostenida, los resultados de las pruebas Saber 11 en Colombia vienen en caída. Un indicador preocupante, si se tiene en cuenta que esta es la principal medición en materia de calidad educativa con la que cuenta el país, el cual estaría mostrando, según algunas visiones, un importante retroceso en términos educativos que va más allá de la pandemia.

Esto es lo que se deja ver en los resultados agregados nacionales de las pruebas Saber 11 que reveló el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (Icfes), que se dieron a conocer esta semana.

Concretamente, de 500 puntos posibles, el promedio nacional fue de 250, un número que de por sí no es el más alentador, pero que resulta preocupante si se le compara con 2016, cuando este puntaje fue de 264, año a partir del cual las puntuaciones no han hecho más que descender.

Un panorama desalentador que incluso reconoce el Gobierno. Mónica Ospina Londoño, directora del Icfes, señaló: “Desde 2014 hemos descendido 5 puntos y desde 2016 la reducción fue de 14 puntos. Esto se considera una disminución grande en términos estadísticos, lo cual es preocupante”.

Sin embargo, de acuerdo con la funcionaria, lo anterior también tiene un lado, si no positivo, al menos esperanzador: “Pero entre 2020 (cuando el promedio nacional fue de 252) y 2021 la reducción fue de solo dos puntos, lo que se considera una diferencia moderada. Esto quiere decir que sí ha habido una disminución en los últimos años, pero que esta se ha ido desacelerando”.

Y agregó: “Con respecto a la pandemia, no estamos observando cambios muy significativos con los años previos a la emergencia. Lo que se ve es una continuidad e incluso a un ritmo menor, lo que nos da a pensar que, si seguimos trabajando en calidad esperamos revertir esta situación”.

De cualquier forma, los resultados son los más bajos en los siete años en los que se ha implementado el actual sistema de calificación, y algunos expertos, como Ricardo Rodríguez, ven muy difícil recuperar la senda: “Entre 2014 y 2016 los resultados mejoraron, y a partir de entonces no solo hubo un estancamiento sino un retroceso que se espera revertir en 2022, aunque muy poco, y tal vez incluso sigamos hacia atrás. Volver a los niveles de 2016 puede tomarnos fácilmente otros 5 años o más”.

Como se sabe, las pruebas de Estado no se pasan ni se pierden, sino que buscan evaluar el nivel de los estudiantes, las regiones y los establecimientos educativos. De esta forma, además de un promedio nacional (ya mencionado), se puede saber el desempeño individual o grupal con respecto a ese puntaje global.

Con esto en mente, el Icfes identificó que aunque más de la mitad de las secretarías de Educación obtuvieron un promedio igual o superior al puntaje nacional (250), solo un 37,6 por ciento de los colegios del país está por encima de la media. Es decir, el 62,4 por ciento de los colegios no alcanzó dicho puntaje en pruebas Saber 11. Además, solo el 34 por ciento aumentó su promedio en comparación con 2014, lo que implica que el 66 por ciento se mantuvo o disminuyó su desempeño

Pruebas saber 11 por competencias

Las pruebas evalúan cinco competencias principales: matemáticas, lectura crítica, sociales, ciencias naturales e Inglés, cada una de ellas con un puntaje máximo posible de 100 puntos. A su vez, se clasifican por nivel de desempeño, siendo el nivel 1 el más bajo y básico y el nivel 4 el más alto.

“Concretamente, con los resultados de 2021 vimos una disminución en matemáticas y sociales, reducciones que estadísticamente se consideran grandes, un aumento leve en Inglés, y una estabilidad en lectura crítica y ciencias naturales”, señaló Ospina.

De acuerdo con el informe, matemáticas pasó de tener una puntuación de 52 puntos (sobre 100) a 51, y sociales de 49 a 48. Pero los datos muestran que si bien el promedio en lectura crítica, una de las habilidades más importantes del examen, se mantuvo en 53 puntos, aumentó el número de estudiantes que apenas alcanzaron los niveles 1 y 2 de desempeño, es decir, los más bajos. Lo mismo pasa en ciencias naturales, donde el 77 por ciento de los estudiantes no pasan de estos dos niveles bajos.

En el caso de inglés, la única competencia que vio una mejora en sus resultados, llama la atención que el dominio de esta habilidad continúa siendo precario, con el 75 por ciento de los estudiantes que solo alcanzan los niveles A- y A1 (los más bajos de acuerdo con el Marco Común Europeo), mientras que solo el 2 por ciento tiene nivel B+ (que no es el más alto en estándares internacionales, pero sí es el más elevado que evalúa el Icfes).

Esto coincide con el Índice del Dominio del Inglés (EPI, por su sigla en inglés) de la firma Education First, que también mostró que Colombia mejoró su nivel de inglés el año pasado, aunque sigue estando en los últimos lugares con respecto a los demás países del mundo.

Desigualdad en la educación

Las pruebas Saber 11 no solo cuentan con las tradicionales preguntas para medir cada una de las competencias. De manera adicional, se desarrolla un cuestionario en el que se preguntan factores asociados que tienen incidencia en el resultado individual de cada estudiante.

Y lo que se encontró fue una relación directa entre algunos aspectos de la vida diaria de los alumnos con su desempeño en la prueba. “En este sentido, observamos que ciertos aspectos, no solo de hábitos sino también de las condiciones socioeconómicas de los alumnos, están afectando su desempeño”, mencionó Ospina.

En otras palabras, a menor Índice de Nivel Socioeconómico de una región, más bajas son sus calificaciones. De hecho, hay una diferencia en promedio de 79 puntos entre el nivel socioeconómico más alto y el más bajo. Adicionalmente, hay regiones como Caribe y Amazonia, donde 9 de cada 10 colegios tienen puntajes por debajo del promedio.

Y no solo eso, sino que las regiones con índice más alto subieron su puntuación con respecto a 2014, mientras que las de índice más bajo la redujeron aún más.

Por ejemplo, mientras regiones como Envigado, Floridablanca, Zipaquirá, Chía o Piedecuesta están entre las mejores en pruebas Saber y han mejorado en los últimos años, otras como Chocó, La Guajira, Uribia, Vaupés y Guainía no solo siguen coleras, sino que además han bajado su desempeño en algunos casos hasta en 30 puntos.

Pero el impacto de la desigualdad va más allá. Por ejemplo, tener internet y computador en casa, dos elementos que, además, tomaron gran relevancia en el proceso formativo durante la pandemia, está relacionado con mejores resultados.

Así las cosas, quienes tienen internet obtuvieron en promedio 34 puntos más que aquellos que no tienen conectividad. De igual manera, quienes tienen computador en casa están 33 puntos por encima de quienes no.

Los estudiantes que no trabajan tienen en promedio 21 puntos más que aquellos que, por razones económicas, deben trabajar de manera formal o informal para ayudar a sostener a su familia.

‘La tendencia a la baja se desacelera’

María Victoria Angulo, ministra de Educación, responde a inquietudes sobre el tema.

¿Cómo reacciona a los resultados globales de las Pruebas Saber 11 de 2021?

El puntaje global de las pruebas saber 11 para 2021 muestra una disminución de 2 puntos con respecto a lo obtenido en el año 2020, y de 3 puntos con respecto 2019, esta disminución se considera moderada en términos estadísticos. A pesar de que se observa una tendencia donde hay una reducción en el resultado global, está fue menos acentuada que en periodos anteriores, sabiendo igual que en el periodo evaluado ya se observaban los efectos que se esperaban como consecuencia de la pandemia, por las medidas sanitarias en materia de aislamiento donde tuvo que acudirse a diversos medios como radio, televisión, guías y portales, entendiendo también las realidades de la ruralidad y que esto generó disparidades en el proceso de aprendizaje.

De los resultados presentados, se señala también que la participación de los estudiantes en esta prueba de Estado saber 11 es la más alta desde que se presenta, lo que muestra la efectividad de los diferentes esfuerzos del sector educativo nacional y local por contribuir a la permanencia y continuidad en los ciclos escolares de los estudiantes del país.

Igualmente es importante que el país cuente con una serie estadística completa de resultados de la evaluación saber 11, que es clave para entender y atender los impactos. Colombia fue uno de los pocos países que mantuvo durante la pandemia las pruebas de estado, con los respectivos protocolos de bioseguridad.

¿Cómo se explica que desde 2016 el promedio global esté a la baja?

El promedio global de las pruebas saber 11 es el agregado de los resultados de más de 600 mil estudiantes en el país con diferentes contextos, en diferentes regiones y diferentes áreas de conocimiento. Por tanto, la tendencia lo que muestra es la necesidad de profundizar en los datos para poder encontrar una explicación de si esto lo está empujando un área del conocimiento en específico, factores sociales y demográficos, o factores externos como la pandemia. En ese sentido es muy importante hacer análisis multifactoriales y que desagreguen los datos por poblaciones, colegios públicos y privados, colegios en zonas rurales y urbanas, entre otros.

Otro aspecto importante para tener en cuenta es el tamaño del efecto, que para los últimos años es de 2-3 puntos considerado estadísticamente un efecto moderado, siendo incluso menor con respecto al esperado dado el impacto de la pandemia en el aprendizaje de los estudiantes. Como se pude observar, esta tendencia a la baja se desacelera en los últimos dos años y esto se puede explicar en parte por los diferentes esfuerzos que se han realizado por gobiernos locales y el gobierno nacional para la continuidad en el proceso educativo de los estudiantes lo que no quiere decir que no haya que redoblar esfuerzos por revertir esta tendencia y es justamente lo que se llevará a cabo a través del programa de cierre de brechas y aceleración de aprendizajes.

Entre el año 2020 y 2021, para los estudiantes de Calendario A, se observa una disminución en un (1) punto en las pruebas de matemáticas y de sociales y ciudadanas, un aumento de dos (2) puntos en el área de inglés y no se observa variación en lectura crítica y ciencias naturales. Como referencia el puntaje global se mueve en un rango entre 0 y 500 puntos.

¿Qué hace el Gobierno para contrarrestar esta caída en resultados?

El desafío en materia de aprendizajes que ya se evidenciaba en las distintas pruebas y evaluaciones se ahondó más con la pandemia, haciendo urgente la implementación de políticas públicas orientadas a reforzar y poner en marcha diversas estrategias que de forma articulada que contribuyeran al cierre de brechas y aceleración de aprendizajes.
En este sentido, el Ministerio inició la implementación de una política de carácter nacional cuyo objetivo es contribuir a acelerar y mejorar los aprendizajes de los estudiantes más vulnerables matriculados en educación inicial, básica y media.

Esta política contempla en primera instancia el fortalecimiento de capacidades a través de la Escuela de Secretarías y el Centro de Liderazgo de directivos docentes. Asimismo, ocupa un lugar central en esta política la información proveniente de herramientas para identificar las necesidades de los estudiantes en términos de resultados de aprendizaje y desarrollo socioemocional, como son el uso a gran escala de Evaluar para Avanzar y la aplicación de las Pruebas Saber en los grados 3°, 5°, 7° y 9°.

En los diferentes programas del Ministerio, en el Programa Todos a Aprender y la red de tutorías con distintas universidades del país se analizará la información para precisar los desafíos a los que el sistema educativo enfrenta en áreas como matemáticas, lectura y ciencias, y en competencias socioemocionales, con el fin de implementar estrategias efectivas que contribuyan a cerrar las brechas de aprendizajes que profundizó la pandemia y nivelar a los estudiantes de acuerdo con la etapa escolar en la que se encuentren.

El próximo martes 22 de febrero desde el Ministerio de Educación se compartirá el programa Evaluar para Avanzar de manera conjunta desde 5 regiones del país con el acompañamiento de expertos, directivos, docentes y padres de familia.

¿Esta caída está asociada al cierre de colegios en la pandemia?

La pandemia del Covid-19 vino acompaña de procesos de aislamiento, resultado de las medidas sanitarias que debieron ser adoptadas para hacer frente a la emergencia, lo que provocó el cierre de las escuelas y generó que el país tuviera que adaptarse a un proceso de enseñanza- aprendizaje con el apoyo de distintos medios, lo que generó disparidades en los procesos. A lo que se sumó la reducción en la interacción presencial, proceso que ha demostrado ser esencial en el aprendizaje.

Igualmente hay que tener en cuenta, que los efectos se enfatizan especialmente en los grupos poblacionales que viven en mayores condiciones de vulnerabilidad lo que se acentúo por la crisis que vivieron los hogares.

Frente a esta coyuntura se adelantó primero la fase de alternancia como un primer paso al retorno a las aulas y luego el retorno a la presencialidad cerrando el 2021 con el 97% de presencialidad en las instituciones educativas del país y un 83% de los alumnos. A hoy en el calendario escolar 2022 ya retornó el 100% de las Secretarías de Educación sin límite de aforo y estamos haciendo un seguimiento en cada entidad territorial para monitorear la matricula, promover la búsqueda activa y garantizar las condiciones de este retorno.

En paralelo a ello en el último trimestre del año anterior se inició la prueba electrónica para grados 3°, 5°, 7° y 9°, y este primer trimestre del año se realizará el componente de lápiz y papel y podremos contar con los resultados agregados a mediados del año que serán claves para tener mucho detalle del impacto, de básica primaria, básica secundaria y media y tener acciones direccionadas a cerrar la brecha educativa. Justamente como mencionábamos en la respuesta anterior, el 22 de febrero serán compartidos con el país los detalles y el alcance del programa.

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico