Programan protestas en la Universidad Javeriana: ¿Cómo van los amagos de paro?

Programan protestas en la Universidad Javeriana: ¿Cómo van los amagos de paro?



Desde la semana pasada, un grupo de estudiantes de la Universidad Javeriana ha realizado protestas y ha llamado a realizar un paro por el alto costo de las matrículas para el primer semestre de 2023
, las cuales subieron en un 13,9 % frente a los valores de 2022.
Los jóvenes organizados como Asamblea General Estudiantil (aunque no están organizados administrativamente como tal) han llamado a un paro indefinido y a una mesa de diálogo para disminuir el aumento de las matrículas.  

“Si bien, como estudiantes comprendemos la situación económica actual del país y del mundo, es necesario entender que estas medidas que ha tomado la universidad sin previo aviso desincentivan a la comunidad estudiantil para seguir estudiando su programa académico”, señalaron a través de un comunicado.

Los estudiantes catalogaron el aumento como “un atentado directo contra la comunidad y sus familias que continúan aún con rezagos de la crisis económica que vivió durante y después de la pandemias”. 
Pero,
¿cómo van los amagos de paro en la
institución
?
De momento, el grupo que hace parte de la Asamblea General Estudiantil se mantienen en paro indefinido y siguen realizando varias acciones de protesta.


Para este miércoles 16 de noviembre los estudiantes que hacen parte de la Asamblea General Estudiantil han llamado a realizar una marcha que iniciaría desde las 10 de la mañana. 
La manifestación tiene planteado empezar al frente de la Universidad Javeriana en Bogotá, en las instalaciones ubicadas en la carrera séptima con calle 43, y finalizarían en las instalaciones del Ministerio de Educación Nacional, ubicado en la calle 43 #No. 57 – 14. 
Por el momento, los jóvenes que hacen parte del grupo que protesta e impulsa el freno momentáneo a las actividades académicas también ha realizado otras iniciativas para seguir impulsando su posición. 
Ayer martes realizaron una reunión y posteriormente entrado el mediodía realizaron una protesta pacífica en la que pidieron a los demás integrantes de la comunidad universitaria no consumir los productos que venden en la universidad, por lo que en el espacio compartieron un almuerzo como comunidad. 

También en la sede Cali varios estudiantes han llamado a realizar un plantón frente a las instalaciones.
Ante ello, el rector de la Universidad Javeriana, el padre Jorge Humberto Peláez Piedrahita, dijo que todavía el mundo no ha terminado de pasar la pandemia del covid “cuando entramos a una nueva pandemia, que está afectando igualmente al mundo entero.
Esta segunda pandemia es el alto costo de la vida, todos los precios han subido, ningún aspecto de la vida económica se escapa de esta cruel realidad”.
Peláez Piedrahita enfatizó en que “esta segunda pandemia también se va a superar” con la responsabilidad con la sostenibilidad de la universidad y el apoyo financiero a los estudiantes y sus familias. 
En ese sentido, dijo, se hace necesario garantizar la estabilidad laboral de los 5.692 trabajadores del centro educativo ajustando los salarios según establezca el Gobierno. Además es necesario seguir haciendo inversiones en la comunidad y en los elementos necesarios para la realización de clases. 

De igual manera enfatizó en el apoyo que desde la Universidad Javeriana brindan a estudiantes becarios. 
Finalmente el padre jesuita pidió el apoyo de la comunidad y recordó que la universidad ofrece financiación y apoyo para todos los estudiantes.
“Javerianas y javerianos, acudan a las amplias y generosas ayudas que ofrece la universidad, consulten toda la información que hay sobre estos mecanismos de financiación. Y les hago una última recomendación: estas conversaciones sobre el presente y el futuro de la universidad deben darse exclusivamente entre javerianos.
No permitamos que interfieran actores externos que son motivados por otros intereses y agendas. El derecho a la protesta debe ejercerse en el derecho de los demás: derecho a estudiar, derecho a presentar exámenes, derecho a moverse por el campus. Las vías de hecho son inaceptables”, dijo Peláez Piedrahita.
Cabe aclarar que en el caso de las universidades no existe un tope respecto al incremento anual de las matrículas, como sí lo puede establecer el Ministerio de Educación en los colegios.
Esto debido a que, en el marco de su autonomía universitaria, las instituciones son libres de establecer los incrementos hasta el valor del IPC. Sin son instituciones acreditadas en alta calidad, pueden superar este tope pero deberán presentar al Ministerio de Educación Nacional un informe que contenga la justificación precisa de los factores en los que se fundamenta el aumento.

De esta forma, el Ministerio puede sugerir topes en los aumentos. En este orden de ideas, el ministro de Educación, Alejandro Gaviria, sugirió que el aumento de las matrículas en instituciones de educación superior privadas debería hacerse sin superar el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que, en el mes de octubre de 2022 se ubicó en 12,2 por ciento.

“La universidad tiene que ser un espacio donde la educación para la paz habite todos los espacios. No podemos transmitir desde las aulas un ejemplo de intolerancia y falta de comunicación”, dijo. 

Y agregó: “Más que el aumento, la preocupación que compartimos con el Gobierno son las condiciones económicas caracterizadas por esa alta inflación y la desaceleración económica. Por eso el llamado a las universidades colombianas es a no aumentar el precio de las matrículas por encima del IPC”.

En ese sentido, instó a los directivos a tomar decisiones “socialmente responsables sobre las matrículas universitarias”.
REDACCIÓN VIDA DE HOY



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico