MinEducación le puso ‘tatequieto’ a la disparada de las matrículas universitarias: La Javeriana y Los Andes no le jalaron

MinEducación le puso ‘tatequieto’ a la disparada de las matrículas universitarias: La Javeriana y Los Andes no le jalaron


El ministro de Educación, Alejandro Gaviria, anunció este viernes 18 de noviembre que luego de una reunión con los rectores de las universidades privadas en el país se llegó a un acuerdo para que el aumento de las matrículas del próximo año no supere lo que establece actualmente la ley, es decir el 12,22 %. Esto con miras a evitar una mayor afectación en el bolsillo de los hogares colombianos.

En una alocución pública, junto a las cabezas de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascun), el ministro Gaviria explicó que este porcentaje se toma de lo que establecen las normas que rigen al sector de la educación superior, donde se establece que el último corte para revisar los porcentajes de aumento es el Índice de Precios al Consumidor, pero con corte al 31 de octubre de cada año.

“Tuvimos una larga conversación con la Asociación Colombiana de Universidades, estaban presentes casi todos los rectores de las universidades, fue una conversación cordial, tuvimos la oportunidad de discutir el contexto de la educación superior en Colombia, que no es fácil, dada la coyuntura inflacionaria, la desaceleración de la economía y lo que eso implica para las finanzas de la familia, en un escenario que el país había olvidado porque nuevamente, después de muchos años volvimos a tener una inflación de dos dígitos”, dijo este funcionario.

En este sentido, Gaviria Uribe explicó que “llegamos a un consenso casi mayoritario y digo casi mayoritario porque algunos de los rectores de las universidades manifestaron que debían llevar dichas decisiones antes los consejos superiores, ya que no tienen plena autonomía, pero mayoritariamente quedamos en que los aumentos para el próximo año no debería exceder el aumento del Índice de Precios al Consumidor, pero el que dice la ley, que es el que se toma el 31 de octubre”.

De acuerdo con fuentes del Ministerio de Educación, las únicas dos universidades que no se comprometieron de inmediato con la firma de este acuerdo fueron la Universidad Javeriana y la Universidad de los Andes, ya que sus rectores deberán consultar antes dicha decisión con los consejos superiores de cada uno.

Lo primero es que las universidades tienen la prerrogativa, o sea, puede fijar los precios, pero tienen que informarlos oportunamente al Ministerio de Educación, las reglamentaciones posteriores es una del año 1994 y otra, del año 2016, que es mucho más explícita sobre qué es lo que debe informar las universidades y dice lo siguiente”, explicó el ministro de Educación.

El jefe de esta cartera dejó en claro que “si va a haber un aumento superior al índice (IPC) observado en el mes de octubre de cada año. Cada universidad debe decirle al ministerio, primero, cuánto son los recursos que se van a conseguir con ese aumento por encima del IPC y segundo, en qué se lo van a gastar, para que eso sea coherente o consistente con los fines del sector”.

“El Ministerio recibe ese informe justificatorio de las universidades y la subdirección de inspección y vigilancia toma una decisión de si aprueba o no esos aumentos. Hay un plazo hasta el 15 de diciembre para que se presenten esos informes justificatorios por parte de las universidades. Se han anunciado aumentos y todavía no hemos recibido esos informes. Estamos esperando que las universidades se pronuncien al respecto”, agregó.

Alejandro Gaviria sostuvo que, teniendo en cuenta el escenario actual, el aumento de matrículas en las universidades para el próximo año no debería superar el 12 %. No obstante, reiteró que le preocupa los efectos que pueda generar la inflación a futuro, especialmente con la desaceleración económica que vendrá para el país y con la disminución de puestos de trabajo.

Los costos de la educación superior han subido muy por debajo de la inflación general, que está siendo consumida en su mayoría por el precio de alimentos, ese aumento de los costos asociados a la educación superior están asociados al 5 % no al 12 % (…) Yo tengo dos preocupaciones, el efecto que tenemos sobre familias y estudiantes por la inflación y el segundo, el efecto que se podría producir sobre estos mismos grupos por la desaceleración de la economía y un posible aumento del desempleo el año entrante”, concluyó.



Tomado de Revista Semana

Etiquetas:
Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico