Mineducación aprueba plan de pagos de la Fundación Universitaria San Martín

Mineducación aprueba plan de pagos de la Fundación Universitaria San Martín



En el año 2015 la Fundación Universitaria San Martín fue intervenida por el Ministerio de Educación
por problemas administrativos y financieros, los cuales incluían, entre otros, la oferta de programas académicos sin tener un registro calificado, así como enormes deudas.

Ahora, tras siete años de cambios internos en la organización, en el que se reconfiguró su junta directiva y sus estatutos,
el Ministerio finalmente aprobó un plan de pagos de sus deudas, que a la fecha suman miles de millones de pesos.

Lo anterior ha permitido que hoy la universidad no solo se mantenga en funcionamiento, sino que, en palabras de su rector Fernando José Restrepo, la institución ”
ya es capaz de mantener su operación y cumplir con sus obligaciones
“, e incluso piensa en crecer y aumentar su oferta académica.

En entrevista con EL TIEMPO, Restrepo explicó en qué consiste este plan de pagos, cuál es el estado actual de la institución y sus proyecciones.

Esta es una institución que hizo gala de su resiliencia y hoy se presenta ante la comunidad como una entidad que se fortalece, se diversifica y autogestiona, y que garantiza su sostenibilidad hacia el futuro. Es una institución que en seis años ha logrado redefinir sus estatutos, pero también su quehacer académico.

La institución tiene muchos proyectos de tipo académico, mayor fortaleza financiera, sanidad económica, y estamos precisamente trabajando para ello con el plan de pagos, a partir de la honra de nuestras acreencias institucionales.
La parte económica está ligada a la parte académica. Estamos diversificando nuestra oferta académica de posgrados y pregrado, pero también estamos incursionando en educación para el trabajo. Toda esta ampliación forma parte de esta estrategia económica para capturar nuevos ingresos.

Por eso
económicamente tenemos una institución que ya es capaz de mantener su operación y cumplir con sus obligaciones.

La crisis de la San Martín fue un impasse económico, pero nunca tuvimos crisis académica. Esto último, lo académico, no ha desmejorado, por el contrario, ha mejorado en la calidad. En cuanto a la parte financiera, esta claramente ha mejorado, tanto que hoy presentamos este plan de pagos avalado por el Ministerio de Educación.

Pero es cierto que arrastramos un lastre de un patrimonio negativo que iremos saneando lentamente, a medida que la universidad va conquistando su salud financiera. Pero la verdad es que esas deudas no alcanzan a afectar la estabilidad de la San Martín ni su proceso de desarrollo y crecimiento.

La idea es poder sanear ese pasivo con el plan de pagos y por medios jurídicos.
Este instrumento que la institución demoró seis años en cuatro versiones de este plan, junto con el Ministerio, para darle a la universidad y los acreedores la garantía de que estamos en la capacidad de honrar las deudas.
En el pago de las deudas hay unas prioridades definidas por ley. Primero van las personas naturales y por último las comerciales. El horizonte de tiempo para cumplir con todas estas es en el año 2036.
Estamos aproximadamente en unos 55.000 millones de pesos.
La primera etapa, que son las deudas a personas naturales, que comprende el pago de hasta 50 millones de pesos por acreedor, suma un presupuesto calculado de 14.000 millones de pesos que vamos a empezar a cancelar a partir del 14 de septiembre y culminaría a finales de este año. Después empezará la cancelación de las demás obligaciones, para las cuales también hay un presupuesto y un cronograma establecido.

Avanzamos muy bien, aunque se debe tener en cuenta que lo judicial es una variable externa que no depende solo de la fundación sino del sistema judicial. La San Martín ha logrado reducir ostensiblemente sus acreencias por vías judiciales, hemos ganado muchos procesos, perdido unos tantos, pero esto también ha ayudado a sanear esta deuda.

El hecho más importante en términos jurídicos es la tutela interpuesta por la Procuraduría General de la Nación, a la cual nos adscribimos, porque estamos interesados en que se avance en la sanción de estos personajes que en alguna ocasión desfalcaron esta institución, atentando contra ese servicio que es la educación. Nosotros nos declaramos víctimas en este proceso y esperamos que la tutela avance.
El plan de desarrollo institucional lo hemos proyectado con base a un proceso de crecimiento académico, ya que esto es lo que proporciona elementos financieros y económicos para la solidez de la institución. En este orden de ideas,
tenemos 12 nuevos programas que están en trámite de obtener su registro calificado en el Ministerio de Educación en pregrado y estamos incursionando para el periodo 2023-1 en una oferta de programas académicos para el trabajo.

Pensamos en esta diversificación porque es a lo que responde el mercado y la demanda de programas de educación superior.

La fundación, a diferencia de otras instituciones que han visto reducir su demanda, nosotros hemos visto un incremento. Actualmente contamos con más de 6.000 estudiantes matriculados, y esperamos pasar de los 7.000 en el semestre 2023-1.

MATEO CHACÓN ORDUZ

Redacción Educación



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico