Icetex: seis cambios que se alistan para los créditos educativos

Icetex: seis cambios que se alistan para los créditos educativos



Uno de los sectores en los que se esperan mayores cambios en este nuevo Gobierno es en la educación superior, siendo
Icetex
, en cabeza de su nuevo presidente,
Mauricio Toro
, la entidad que reúne varias de las promesas que en campaña hizo el
presidente Gustavo Petro
.

Y es que pese a los avances en la transformación de la entidad surtidos durante el pasado Gobierno (que incluyen planes de alivios, condonación de intereses de mora, nuevas líneas de crédito, tasas subsidiadas y diversificación de su financiación), todavía
son muchos los reparos de usuarios que reclaman que terminan pagando mucho más de lo que se les prestó en su crédito educativo
, con elevadas tasas de interés y cuotas muy altas, de hasta el 80 por ciento de sus ingresos mensuales.
En entrevista con EL TIEMPO, Toro explicó las que serían las seis prioridades para el Icetex en los próximos cuatro años, de acuerdo con las instrucciones del
ministro de Educación, Alejandro Gaviria
, y el presidente Petro.

De esta forma, se espera lograr hacer de esta una institución más “humana”, y dejar atrás lo que el funcionario califica como una “lógica bancaria” que sería la responsable de las dificultades económicas de muchos usuarios.

De esta forma, estas son las seis prioridades y cambios que tendría el Icetex:

Debemos fortalecer la misión social, para que la entidad siga creciendo de manera sostenible y pueda llegar a los territorios más apartados del país
, desconcentrar la oferta de las capitales y llevarla a las regiones”, expresó Toro a este diario.

Esta política iría de la mano del interés del Gobierno Nacional de ampliar la oferta de educación superior en los territorios. De hecho, el presidente Petro recientemente anunció su interés en crear universidades públicas en el Catatumbo y Amazonas.

Ahora, con la idea de hacer lo propio con la oferta de créditos educativos, se espera que en regiones con difícil acceso a la universidad, haya cada vez más estudiantes que puedan estudiar una carrera profesional.

El modelo “humano, sostenible y justo” que espera alcanzar el nuevo presidente de Icetex pasa por ofrecer una tasa de interés más baja a los usuarios, y así reducir y acabar con los casos de personas que pagan más en intereses que en capital.

Si bien, como ya lo reseñó EL TIEMPO, las tasas de interés actuales de Icetex son de las más bajas del mercado, continúan siendo comparables con las de otras entidades financieras,
lo cual algunos críticos consideran que va en contravía del carácter social de la entidad.


Esto sin contar que, en la mayoría de los casos, las personas con las tasas más desfavorables adquirieron modalidades de créditos que ya no se ofrecen, las cuales tienen tasas mucho más elevadas.
Este ha sido uno de los puntos más álgidos en la mayoría de debates alrededor del Icetex, e incluso representó un reto para la anterior administración, que con la emisión de algunos bonos sociales pudo bajar tres puntos porcentuales las tasas de interés y ampliar la base de usuarios con tasa subsidiada.

Pese a ello, si el propósito es bajar aún más la tasa y ampliar la base de usuarios, el reto financiero no es menor. Uno de los puntos clave es el crédito que tiene la entidad con el Banco Mundial, que fue de las pocas organizaciones que, dadas las condiciones de los créditos educativos del Icetex, estuvo dispuesta a financiar varias líneas de crédito.

Sin embargo, los intereses de dicha obligación son elevados y se traducen en las condiciones crediticias de los usuarios. Ante ello, Toro señaló: “
Buscaremos recursos del Presupuesto General de la Nación (PGN),
de la adquisición de créditos flexibles, a unas tasas inferiores a las actuales, la emisión de bonos educativos y recursos de cooperación internacional para la educación. Esto garantizará tener unas tasas de interés justas y decentes”.
La idea es crear nuevas líneas de crédito que se ajusten a la capacidad financiera de los usuarios. En esto sería importante el modelo de pago contingente al ingreso aprobado por el anterior gobierno, que implica que las personas paguen sus obligaciones al finalizar la carrera y de acuerdo a su capacidad de pago y su salario, mediante un descuento de nómina. Este modelo, además, permite suspender el pago en caso de desempleo, sin que esto implique aumento de intereses.

Sin embargo, como quedó estipulado, este modelo aplicará de momento solo a nuevos usuarios, lo cual deja descubiertos a los usuarios que ya cuentan con una obligación pendiente.

La idea es atender a esta población ya sea mediante alivios o condonación parcial o total de la deuda
(ya hay priorizadas 4.000 personas para ello), o la ampliación del pago contingente al ingreso para usuarios antiguos. Todo esto demandará mayores recursos para garantizar la sostenibilidad financiera del Icetex.
De acuerdo con Mauricio Toro, es necesario que la entidad sea más cercana y brinde información clara y de fácil acceso a los usuarios. “
Hoy tenemos diferentes sistemas de información que no se hablan entre ellos, y se requiere una integración de los mismos para humanizar al Icetex”.

Cabe recordar que en esto se trabajó en los últimos meses del Gobierno Duque, que no solo rediseñó la página web de la entidad, sino que creó una nueva plataforma para que el usuario pueda conocer de manera más fácil su estado de cuenta. Pese a ello, persisten problemas, como a la hora de generar paz y salvos o de registrar pagos de obligaciones atrasadas, según reportaron a este diario usuarios de la entidad.
La última prioridad es reducir la carga administrativa que, según el funcionario, “se ve reflejada en el recibo de pago de los jóvenes”. En otras palabras, lo que se pretende es reducir los gastos de la entidad por medio de mayor eficiencia en la ejecución de su presupuesto, reducir la carga burocrática y agilizar procesos y costos mediante la tecnología.

REDACCIÓN EDUCACIÓN



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico