https://www.larepublica.co/globoeconomia/colombia-es-el-segundo-entre-los-paises-de-la-ocde-con-la-mayor-tasa-de-ninis-3479534

https://www.larepublica.co/globoeconomia/colombia-es-el-segundo-entre-los-paises-de-la-ocde-con-la-mayor-tasa-de-ninis-3479534


Los denominados “ninis” son los jóvenes entre 18 a 24 años que ni estudian ni trabajan, un fenómeno social que afecta a más de 273 millones de personas en el mundo, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En la mayoría de países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), la tasa de promedio de jóvenes en esta condición es de 16,1%, mientras que, en países como Colombia, Chile y Costa Rica la tasa supera la cifra de 25%.

De acuerdo con el informe ´Panorama de la Educación 2022´ de la Ocde, Colombia ocupa el segundo lugar entre los países de la organización con la mayor tasa de jóvenes ninis con una cifra de 27,1%, superado sólo por Turquía, con 28,7%. El listado lo completan Italia, con 26%; Costa Rica, con 25,9%; Chile, con 23,9%; Grecia, con 21,4%; México, con 20,9% y España, con 19,4%.

Las ciudades de Colombia con la tasa más alta de ninis son: Valledupar, Riohacha, Santa Marta, Quibdó y Cúcuta, con cifras superiores a 28%. Mientras que Tunja, Bucaramanga, Pasto, Medellín, Manizales, Ibagué y Bogotá, tienen las tasas más bajas, que oscilan entre 19% a 22%, según un análisis realizado por el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Universidad Javeriana.

De acuerdo con el informe, el porcentaje de ninis en Colombia equivale a 3,2 millones de jóvenes, de los cuales, 67% son mujeres, lo que evidencia que la brecha de género en términos porcentuales es de cerca de 18 puntos.

“Se debería diseñar e implementar políticas que reduzcan los estereotipos de género relacionados con que solo las mujeres son las responsables de las tareas del hogar y el cuidado de otros, impulsar su acceso a ocupaciones y áreas de conocimiento que son erróneamente consideradas masculinas como la tecnología, con el apoyo de las instituciones de educación media y post-secundaria”, sugiere el informe del Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Universidad Javeriana. Esta condición es el resultado de las tasas de desempleo, la inequidad laboral, la deserción escolar y la falta de oportunidades para ingresar a la educación superior.

Además, la pandemia empeoró la situación, pues de 2019 a 2020, 39.000 jóvenes tuvieron que abandonar sus estudios universitarios, según el Ministerio de Educación Nacional, y una de cada seis personas de entre 18 y 29 años perdieron su trabajo durante la pandemia, de acuerdo con un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

LOS CONTRASTES

  • Iván JaramilloInvestigador de la Universidad del Rosario

    “Que los jóvenes no estudien ni estén ocupados obedece a un problema estructural que se identificó en Europa en 2008. El Estado debe mejorar el sistema”.

“Es prioritario que el Gobierno Nacional a través principalmente de sus Ministerios de Educación Nacional y Ministerio del Trabajo implemente políticas educativas y laborales que permitan el aumento de oportunidades de estudio, de empleo para los jóvenes, y de emprendimiento, con enfoque de género”, señala el informe de la Universidad Javeriana.

Los analistas concluyen que, como la problemática de ninis es más alta para las mujeres, es preciso diseñar e implementar políticas que reduzcan los estereotipos de género relacionados con que solo las mujeres son las responsables de las tareas del hogar y el cuidado de otros, impulsar su acceso a ocupaciones y áreas de conocimiento que son erróneamente consideradas masculinas como la tecnología, por ejemplo. Además, sugieren el fomento al emprendimiento, especialmente para las mujeres, con el apoyo de las instituciones de educación media y post-secundaria.

“Hay un tema adicional en relación con el empleo joven en Colombia y tiene que ver con los canales de transmisión para que la población joven acuda a la formalidad. Modelos estructurales como los contratos de aprendizaje o modelos de prácticas no se han profundizado en el mercado laboral y deberían tener un mayor nivel de penetración con regulación que no permitan que el empleo afecte las condiciones de las personas”, aseguró Juan Pablo López, experto en temas laborales de la Pontificia Universidad Javeriana.



Tomado de La República

Etiquetas:
Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico