Escuelas y colegios también se han visto afectados por las lluvias en Colombia

Escuelas y colegios también se han visto afectados por las lluvias en Colombia



El
Laboratorio de Economía de la Educación
(LEE) de la
Universidad Javeriana
analizó los datos más recientes y públicos de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (
UNGRD
), con el objetivo de conocer cómo se han afectado los establecimientos educativos por los riesgos de desastres en los últimos años.

Los analistas encontraron que, en 2021, el 10,4 % de los casos de
eventos de riesgo o desastres
en Colombia ocasionaron afectaciones sobre la infraestructura de los establecimientos educativos del país. 

En dicho año, la afectación a las
instituciones educativas
asociadas a riesgo de desastres tuvo cerca de 407 casos, lo que representa un aumento del 11 % (40 casos adicionales) en comparación a los datos reportados en 2019.
Estos eventos implicaron
cerrar transitoriamente 407 colegios en el país
, mientras eran atendidas las problemáticas. No solo por las reparaciones de infraestructura en los casos que se requirió, sino, además, porque en ocasiones las instituciones educativas sirvieron de albergues o refugios para los damnificados, lo que implica detener las actividades académicas obstaculizando los procesos de aprendizaje.
Además, el análisis indica que, en los casos donde la
infraestructura educativa
resultó afectada en 2021 se registraron 176.416 personas víctimas de estos sucesos, tanto miembros de la comunidad educativa (estudiantes, docentes, administrativos) como vecinos o comunidad en general cercana o relacionada con los colegios afectados.
El evento más frecuente que afectó a las instituciones educativas fue el de las
inundaciones
, el cual representó un 63,3 % de las emergencias que ocurrieron durante el 2021. En contraste, en 2019, la principal afectación con 141 casos (38.4 %) fue debido a
vendavales
.
En 2021, la mayoría de los casos se presentaron en Antioquia, con 52 casos; seguido de Bolívar y Chocó, con 47 casos, y Córdoba, con 46 casos.
El documento afirma que “el aseguramiento de la integridad de las sedes educativas es relevante para garantizar la integridad física de las comunidades educativas y la materialización del derecho a la educación”.
El LEE también destaca cifras relacionadas al tema, y que fueron reveladas con el Índice Welbin 2022 (índice que midió las condiciones de bienestar escolar en 1.556 colegios oficiales y privados del país). En esta encuesta,
72 % de los colegios se percibe preparado para hacer gestión de desastres
(suministros, ruta de evacuación), y 19 % indica que ha formado a sus docentes en prevención de accidentes y lesiones. Asimismo,12 % de los colegios encuestados afirmaron estar expuestos al riesgo de inundaciones y deslizamientos, 36 % a riesgos de plagas y vectores de infección.
Los investigadores insisten en que los riesgos por desastres son una problemática que existirá siempre, por lo que las Secretarías de Educación deben estar preparadas y contar con información para desarrollar planes de prevención. En adición, resaltan que,
ad portas
del inicio de clases de la mayoría de colegios, y tras un fuerte invierno que continúa azotando algunas áreas del país, en especial a las zonas rurales,
es importante garantizar el buen estado de la infraestructura educativaEn el informe, los expertos de la Universidad Javeriana hacen las siguientes recomendaciones para atender mejor las emergencias desde el sector educativo:

1. Articular al
Gobierno Nacional
con las entidades territoriales para identificar y monitorear permanentemente a las instituciones educativas y detectar aquellas que pueden estar expuestas a riesgos y tengan planes de acción claros ante posibles amenazas.
2. Establecer e implementar un protocolo de recuperación académica de acuerdo con el tiempo de interrupción provocado por el evento de
gestión del riesgo4. Educar y sensibilizar a los estudiantes en hábitos y acciones para frenar el calentamiento global, ya que muchos de estos riesgos y fenómenos ambientales se presentan cada año con mayor intensidad, y son atribuidos en gran medida al cambio climático.

REDACCIÓN EDUCACIÓN

*Con información del LEE



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico