El rol de las universidades es fundamental en el papel de la mujer en cargos laborales

El rol de las universidades es fundamental en el papel de la mujer en cargos laborales


En la actualidad, las mujeres han empezado a acceder a carreras y estudios relacionados con las ingenierías y las ciencias en general, aunque la demanda en su mayoría se encuentra en carreras relacionadas con educación, enfermería, psicología, recursos humanos, marketing, periodismo, comunicación y protocolo, seguidos por administración de empresas, que también está ganando terreno.

Helena López-Casares Pertusa, profesora del MBA y Máster en Gestión de Personas de VIU (Universidad Internacional de Valencia), aseveró que el contexto en los países americanos en general presenta diferencias y distintas velocidades de desarrollo. El mercado se va abriendo hacia la mujer y está empezando a comprender que ellas pueden comprometerse de la misma forma que un hombre en su trabajo y tienen capacidades muy relevantes que aportar a las empresas.

Es que en los últimos años se ha evidenciado que la mujer es una gran fuerza laboral y se notan cambios relacionados con el acceso a posiciones de responsabilidad, esto se debe a que la mujer está centrada en su desarrollo profesional y accede a la educación de posgrado para mejorar su empleabilidad.

En este sentido, el mercado laboral femenino se fortalece como consecuencia del valor que las mujeres pueden aportar. Sin embargo, en el acceso a los puestos de alta dirección, se observan barreras y sesgos, lo que da lugar a un bajo porcentaje general de las mujeres en comités de dirección, que no sobrepasa, en el mejor de los casos, el 25 %.

Aumentar esfuerzos

Sin embargo, a pesar del aumento de oportunidades, en Latinoamérica, los esfuerzos deben ser aún mayores para poder crear políticas que ayuden a la mujer en su equilibrio vital para compaginar su carrera o trabajo con su familia y vida personal.

En este sentido, la experta de VIU destaca que uno de los retos es consolidar la idea de la corresponsabilidad doméstica entre hombres y mujeres.

Para la profesora, el rol de las universidades es fundamental en el papel que la mujer va a desempeñar en cargos laborales.

Declaró López-Casares Pertusa que, “en primer lugar, las universidades deben ser ejemplo de lo que desean ver en la realidad, por lo que deben trabajar por empoderar a las mujeres y apoyar a las que deseen llegar a cargos de dirección y a posiciones académicas relevantes”.

Por otro lado, las universidades deben normalizar, como lo están haciendo, el acceso a las mujeres a los puestos de dirección y crear eventos, conferencias e investigar en metodologías para que las empresas comprendan las ventajas de acabar la brecha de género.

Destaca que desde la academia se está trabajando para que los profesionales que lleguen a altos cargos laborales velen por brindar oportunidades a las personas que traen visiones innovadoras e igualmente relevantes para toda compañía, sin importar si se es hombre o mujer.

Precisamente, Juliana Rincón, directora ejecutiva de la fundación ReciclaLatam, dijo: “Creo que las mujeres tenemos un don para influir y ser agentes de cambio en muchas situaciones”; en el campo de la sostenibilidad, “no es ajeno a lo que las mujeres logramos conectar, a la inclusión que generamos al tener como filosofía unir todos los eslabones de la cadena”.



Tomado de Revista Semana

Etiquetas:
Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico