El impacto del cierre educativo se contuvo

El impacto del cierre educativo se contuvo



Pese a que todos los sectores del país se vieron alterados por la pandemia, en el caso de la educación la afectación fue considerable
. El cierre de instituciones impactó a 10 millones de estudiantes en colegios y otros 2 millones en educación superior, y causó lo que organizaciones como la Unesco y Unicef han calificado una “catástrofe educativa” en la que aumentaron indicadores como la deserción escolar y en universidades, mientras que el rezago en aprendizajes también empezó a notarse, al punto de tener actualmente menores que en grado tercero no saben leer, explicaron diferentes analistas a este diario.

En medio de esta coyuntura, el Ministerio de Educación se dio a la tarea de no solo atender a un sector con muchas dificultades desde antes de la emergencia sanitaria en materia de calidad, cobertura e infraestructura, sino garantizar la continuidad de la prestación del servicio.

La falta de presencialidad fue suplida con educación en casa, mientras se alistaban los lineamientos y protocolos para regresar mediante el modelo de alternancia a las aulas de clase.

Todo este panorama dejó en evidencia la precaria situación del sector, por ejemplo, en infraestructura, donde el 47 por ciento de los directivos docentes señalaron importantes problemas
, por lo cual fue necesario hacer grandes inversiones, cercanas a 1,2 billones de pesos.

En cuanto a la educación superior, la agitación social de 2021 derivó en una serie de políticas y ayudas que permitieron, entre otras cosas, aliviar la carga financiera de cientos de miles de jóvenes, permitiendo pasar de previsiones que hablaban de una deserción superior al 20 por ciento a que este año la matrícula en universidades públicas estuviera por encima de los niveles prepandemia, incluso cerca de su máximo histórico.

Con todos estos esfuerzos, Colombia logró disminuir el impacto de esta situación. Pese a ello, muchos problemas estructurales sufrieron un recrudecimiento o un estancamiento, como la caída en resultados de pruebas Saber o la lucha contra la deserción.

Gratuidad

Por primera vez existe una política pública de gratuidad en la educación superior. Esto permitirá que 720.000 estudiantes por semestre de estratos 1, 2 y 3 puedan acceder de manera gratuita a las 64 instituciones de educación superior públicas del país.

Presupuesto 


En los últimos cuatro años, el sector educativo ha sido el de mayores recursos asignados por el Presupuesto General de la Nación. Para 2022 dicha asignación fue de 49 billones de pesos. Con estos recursos se lograron financiar diferentes programas sociales.

Cobertura 


La cobertura en primera infancia cerró en 2 millones de menores atendidos (cerca de la cobertura plena), siguiendo las observaciones de la Misión de Sabios. En jornada única, el país pasó del 12 por ciento de la matrícula en 2018 al 20 por ciento en 2022.

PAE


Los escándalos, irregularidades e incumplimientos del Programa de Alimentación Escolar (PAE) fueron recurrentes en estos cuatro años, aunque sí hubo avances, por ejemplo, en términos de cobertura.

Calidad


El prolongado cierre de los colegios puso al país en una situación delicada en cuanto a la calidad educativa, que ya presentaba rezagos antes de la emergencia sanitaria.

Deserción y abandono


Cerca de la mitad de los estudiantes que entra a grado primero no se gradúa de bachillerato.

REDACCIÓN EDUCACIÓN
– Petro insiste en la cátedra de Historia en colegios públicos.
– Gaviria responde a polémica sobre informe de Comisión de la Verdad en colegios.



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico