El enigma de Einstein, el acertijo que se difunde como espuma por internet y que muy pocas personas logran resolver: inténtelo


El llamado “enigma de Einstein”, ese que supuestamente solo el 2% de la población puede resolver, está, a su vez, rodeado de enigmas.

Sobre si fue Einstein quien propuso el acertijo y sobre que el 98% de la humanidad no es capaz de resolverlo, no existen fuentes contrastables, estudios científicos, ni nada similar. Pero lo cierto es que el enigma, con todos sus añadidos, se ha difundido como la espuma por internet, por algunos medios de comunicación e incluso ha sido citado por la Universidad de Standford.

¿Qué dice el enigma?

En el planteamiento se dan 15 pistas sobre una calle en la que hay cinco casas. Cada una de un color, cada inquilino de una nacionalidad, con una mascota, una bebida y una marca de tabaco distintos. Y resolverlo consiste en averiguar quién es el dueño del pez, sabiendo que:

1.- El británico vive en la casa roja

2.- El sueco tiene un perro

3.- El danés bebe té

4.- El noruego vive en la primera casa

5.- El alemán fuma Prince

6.- La casa verde está justo a la izquierda de la blanca

7.- En la casa verde se bebe café

8.- Quien fuma Pall Mall tiene pájaros

9.- En la casa amarilla se fuma Dunhill

10.- En la casa del centro se bebe leche

11.- Quien fuma Blends vive al lado de quien tiene un gato

12.- Quien tiene un caballo vive al lado de quien fuma Dunhill

13.- Quien fuma Bluemaster bebe cerveza

14.- Quien fuma Blends vive al lado de quien bebe agua

15.- El noruego vive al lado de la casa azul

El mito del 2 %

Ahora hay que hacer un receso en el artículo, que aprovecho para animarle a que deje de leer e intente resolverlo. Es falso que solo el 2 % de la humanidad pueda resolverlo. Si lo estima oportuno, deje para más adelante este artículo, agarre lápiz y papel, y pruebe.

Dicho esto, continuamos con la solución. Existe una manera gráfica de resolver el enigma… ¡usando PowerPoint!

Si ha empezado a resolverlo, quizá ha estimado que debemos rellenar una tabla, usando las pistas, para al final descubrir quién tiene un pez. Vamos por el buen camino, pero en vez de tabla, déjenme llamarlo tablero.

Por tanto, toca insertar rectángulos en una hoja en blanco de PowerPoint, hasta que tengamos algo así:

Rectángulos en una hoja en blanco de PowerPoint
Rectángulos en una hoja en blanco de PowerPoint – Foto: Foto de la publicación de The Conversation

Pondremos también todas las “cartas” disponibles, sin importar por ahora el orden, simplemente conforme van apareciendo. Tendremos algo así (ojo, esta NO es la solución, recomiendo copiar el tablero en blanco en otra diapositiva, para ir rellenándolo después):

El tablero en blanco en otra diapositiva
El tablero en blanco en otra diapositiva – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Y ahora el quid de la cuestión: vamos a usar el botón Agrupar para ir enlazando las cartas con las pistas que tenemos. Cuando se agrupan dos figuras en PowerPoint, se fusionan y se mueven como una sola (uso la tecla Control para seleccionar las dos):

Usar el botón Agrupar para ir enlazando las cartas con las pistas
Usar el botón Agrupar para ir enlazando las cartas con las pistas – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Así, agrupamos sabiendo que la pista 1 dice: “El británico vive en la casa roja”, y apartamos esas cartas del tablero:

“El británico vive en la casa roja”
“El británico vive en la casa roja” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Seguimos igual con las pistas 2 y 3, moviendo las cartas para mantenerlas en la fila y columna que corresponden (fíjese en que se pueden ayudar también con el botón Traer al frente). El sueco tiene un perro y el danés bebe té:

"Traer al frente"
“Traer al frente” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

La pista 4 es todavía más fácil, porque si dice que “El noruego vive en la primera casa”, lo podemos incorporar directamente a nuestro tablero de solución final:

“El noruego vive en la primera casa”
“El noruego vive en la primera casa” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Vamos repitiendo la operación Agrupar con las pistas 5, 6, 7, 8 y 9, quedando algo así:

Agrupar con las pistas 5, 6, 7, 8 y 9
Agrupar con las pistas 5, 6, 7, 8 y 9 – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

La pista 10 (“En la casa del centro se bebe leche”) pasa directamente al tablero final:

“En la casa del centro se bebe leche”
“En la casa del centro se bebe leche” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Con la pista 11 (“Quien fuma Blends vive al lado de un gato”) hay que tener más cuidado: “gato” va al lado de “Blends”, pero ¿a qué lado? Tendremos que dejar las dos opciones posibles (izquierda o derecha) en el tablero:

“Quien fuma Blends vive al lado de un gato”
“Quien fuma Blends vive al lado de un gato” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Para no olvidar que las dos opciones son de la misma combinación lo he dejado con un fondo amarillo:

fondo amarillo
fondo amarillo – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Lo mismo pasa con la pista 12 (un caballo al lado de Dunhill), y no es problema el hecho de que Dunhill ya estuviese agrupado con casa amarilla: se devuelve al tablero para mantener las distancias:

"Un caballo al lado de Dunhill"
“Un caballo al lado de Dunhill” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

A estas alturas, que la 13 diga que Bluemaster va con cerveza no nos requiere mucho esfuerzo:

Bluemaster
Bluemaster – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Pero sí hay que ver bien la 14: “Quien fuma Blends vive al lado de quien bebe agua”. Con ‘Blends’ ya teníamos dos opciones en el recuadro amarillo. Quien bebe agua puede ser a un lado u otro, por lo que surgen cuatro posibilidades:

“Quien fuma Blends vive al lado de quien bebe agua”
“Quien fuma Blends vive al lado de quien bebe agua” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Y por último la 15 (“el noruego vive al lado de la casa azul”) pasa al tablero final:

“El noruego vive al lado de la casa azul”
“El noruego vive al lado de la casa azul” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Una vez analizadas todas las pistas (si se fija, el pez no aparece en ninguna), pasamos a “jugar” con ver dónde caben. Para ello nos traemos el tablero final a la primera diapositiva (o al revés, no seré yo quien diga cómo jugar):

"El pez no aparece en ninguna"
“El pez no aparece en ninguna” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Y ahora a probar. Iremos metiendo aquellas que solo tienen una opción. Por ejemplo, las agrupaciones “Pall Mall – pájaros” o “británico – roja” caben en varios sitios, pero “verde – blanca – café” sólo en uno:

“Pall Mall - pájaros”
“Pall Mall – pájaros” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Eso solo nos deja una opción para “británico – roja”, así que, ¡para dentro!

“Británico - roja”
“Británico – roja” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Y el hueco en Color tiene que ser “amarilla”, de la cual había dos opciones. Como no puede haber nada a la izquierda, será la opción superior:

"El hueco en Color tiene que ser “amarilla”
“El hueco en Color tiene que ser “amarilla” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Acabamos de llegar al punto en el que la cosa se complica, sobre todo si lo intentaron resolver con lápiz y papel. Ahora todas las agrupaciones tienen varias opciones. Lo único que nos queda es lo que los aficionados a los sudokus llaman la suerte del arquero: hacer suposiciones. Por ejemplo, que “cerveza – Bluemaster” va en la casa azul:

“Cerveza - Bluemaster”
“Cerveza – Bluemaster” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Eso sólo nos deja las opciones “danés – té” en la casa blanca y “alemán – café” en la verde:

“Danés - té”
“Danés – té” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Pero ojo, porque entonces no tenemos dónde poner “sueco – perro”. Por tanto, la hipótesis “cerveza – Bluemaster” en la casa azul es errónea, lo que implica que debe ir en la casa blanca. Desandemos lo andando…

“Sueco - perro”
“Sueco – perro” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Y ahora sí, podemos ir rellenando como sigue:

"Rellenando como sigue"
“Rellenando como sigue” – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Y atención porque… ¡acabamos de realizar el movimiento ganador! Habemus dueño del pez.

Dueño del pez
Dueño del pez – Foto: Imagen de la publicación de The Conversation

Finalmente, ¿quién tiene el pez?

Si dijo que era un alemán que vivía en una casa verde, donde bebía café y fumaba Prince, ¡enhorabuena! Espero que le haya resultado interesante y le animo a que reten a sus amigos para intentar resolver el problema.

Un enigmático saludo.

Por: José María Manzano Crespo

Profesor de Sistemas y Automática, Universidad Loyola Andalucía

The Conversation



Tomado de Revista Semana

{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}

Contrario a las privadas, universidades públicas apoyan proyecto educativo del Gobierno – Educación – Vida

¿Quiere estudiar en España? Universidades de ese país harán feria educativa en Colombia – Educación – Vida

ExpoExterior: Feria para estudiar en el exterior se lleva a cabo este 23 de septiembre – Educación – Vida