Educación se adiciona $1,3 billones del presupuesto

Educación se adiciona $1,3 billones del presupuesto



Dentro del
Presupuesto General de la Nación
, que fue aprobado en primer debate en la comisión económica conjunta del Congreso de la República por un monto de
405 billones de pesos
, se incluye una adición presupuestal de 14 billones de pesos sobre el monto presentado originalmente por el gobierno del expresidente Iván Duque.
Uno de los sectores en los que más se destacó el aumento de recursos es la educación,
que de por sí ya es el de mayor asignación en el país (49 billones de pesos para la vigencia 2022).

Para el año 2023, el proyecto original asignó para esa vigencia un monto de 53,45 billones de pesos para el sector educativo. Ahora a eso
se le estaría adicionando 1,3 billones más, de los cuales ya se conoce cómo serán distribuidos.
En total son 1,361 billones de pesos, de los cuales 227.000 millones destinados a gastos de funcionamiento, en especial de la educación superior pública. De esa porción, 216.000 millones son para fortalecer la base presupuestal de estas instituciones, lo cual corresponde a un aumento de 5 puntos adicionales al IPC. Los 61.000 millones restantes son también para atender un ajuste al incremento del IPC.

Sin embargo, la mayor adición presupuestal es para inversión, lo cual es positivo según expertos consultados por EL TIEMPO, dado que, de acuerdo con el Observatorio de gestión Educativa de la Fundación Empresarios por la Educación,
el 89 por ciento del presupuesto en educación está atado a funcionamiento y solo el 11 por ciento se invierte en infraestructura y programas sociales.

De esta forma, 1,08 billones de pesos adicionales se destinarán a la inversión de esta forma: 400.000 millones para financiación de obras de mejoramiento de infraestructura educativa, lo cual incluye comedores escolares en zonas rurales; 316.000 millones para la política de matrícula cero y subsidios a créditos de Icetex de estratos 1, 2 y 3. Otros 317.000 millones son para inversión en las instituciones de educación superior públicas, lo cual se destinará en programas de permanencia, infraestructura tecnológica y programas de calidad.

A esto se le debe añadir un monto de 50.000 millones de pesos que estará destinado a capacitación docente.

Si bien se trata de un aumento significativo (pasar de 49,4 a 54,8 billones de pesos en presupuesto para la educación, un poco más de 5,4 billones), un análisis del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana indica que con el ajuste a la inflación, el aumento en pesos reales sería de 1,4 billones de pesos.

Conscientes de la necesidad de atraer más recursos, y para atender lo que el ministro de Educación, Alejandro Gaviria, ha catalogado como un desfinanciamiento del sector, el Gobierno prevé agilizar en los próximos meses dos reformas legales.

La primera de ellas, y la más significativa en cuanto a la cantidad de recursos que representa, es al
Sistema General de Participaciones
(los recursos que la Nación transfiere a las entidades territoriales), que nada más en 2022 significó 27 billones de pesos para la educación, y del cual ya hay proyectos que actualmente cursan en el Congreso.

La segunda es a la
Ley 30 de 1992
, que especifica el aumento presupuestal anual a las universidades públicas, que actualmente se hace según el IPC, fórmula que, según Jairo Torres, presidente del Sistema de Universidades Estatales (SUE), no se ajusta a la realidad de las instituciones porque “sus gastos año a año aumentan a un ritmo más acelerado que el de la inflación”.

REDACCIÓN EDUCACIÓN



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico