Educación: ¿Qué tiene pensado hacer el Gobierno en 2023?

Educación: ¿Qué tiene pensado hacer el Gobierno en 2023?



El
ministro de Educación, Alejandro Gaviria, dio a conocer las que serán las prioridades de la cartera para el 2023
. Se trata de cinco puntos que el Gobierno considera vitales para el sector, pero que tienen por delante grandes retos, sobretodo en materia presupuestal.

Y es que de acuerdo con el ministro,
la situación económica del sector es “preocupante”,
y para solucionarla harían falta reformas legales que, de momento, no son prioridad en la agenda legislativa no solo del Congreso, sino del mismo Gobierno, que el próximo año le apunta a reformas como la de la Salud y la Política.
Así las cosas, las prioridades van a ser cinco. En primer lugar, la
educación superior
, cuya política de gratuidad fue ratificada recientemente por el presidente Gustavo Petro como una de las grandes apuestas del Gobierno. 
La meta es aumentar en 500 mil jóvenes los estudiantes.

A esto se suma la universalización del
PAE “convertirlo no solo en una estrategia de permanencia sino de seguridad alimentaria”, explicó Gaviria.

En cuanto a
infraestructura
, otra apuesta es el fortalecimiento y construcción de más obras, en especial en las zonas rurales. También, explicó el funcionario, se hará énfasis en educación de calidad, sobretodo la recuperación de las pérdidas de aprendizaje, problemática que se vio agudizada por la pandemia. Y por último,
jornadas ampliadas
para llevar la educación cultural y deporte como forma de bienestar a colegios y escuelas públicas de todo el país, para lo cual harán falta alianzas con las respectivas carteras de esos temas.

Pero para garantizar todo eso, el ministro fue claro en que hacen falta recursos. Y es que, según explica, hay un déficit que se ha venido acumulando desde hace años en la educación preescolar, básica y media, que hoy en día es cercano a los dos billones de pesos, y que
requiere una reforma al Sistema General de Participaciones
, el cual consiste en las transferencias del Estado a las regiones para temas como educación, salud y alcantarillado.

“Esta situación está dificultando la administración del sector. Por ejemplo,
este año tuvimos que dejar de girar los aportes patronales al fondo de prestaciones del magisterio.
También está frustrando ciertos planes como los aumentos que el país requiere en educación inicial. Por último, está dificultando las conversaciones con el magisterio, por ejemplo, en los retrasos en los ascensos. Con el déficit actual no será posible cumplir con esos compromisos”, señaló Gaviria.

Y agregó: “La situación financiera actual es preocupante. No es imposible, pero necesitamos un remedio definitivo,
o vamos a seguir viendo casos como el departamento de Tolima, donde hay un problema para pagar a fin de año la nómina de los maestros.
En un equilibrio precario de las finanzas, estas situaciones podrían repetirse en otras regiones”.

En cuanto a lo que respecta a la principal apuesta del Gobierno, la educación superior, el funcionario explicó que para eso se espera la reforma a la Ley 30 de 1992 (que define las transferencias a las Instituciones de Educación Superior Públicas), dado que el fortalecimiento de este sector requiere, en primer lugar, de superar el déficit presupuestario de las universidades.

“En las dos reformas tenemos ya mesas de trabajo. Para el Gobierno, el primer semestre de 2023 será para reformas sociales como la pensional, salud, laboral, etc. Ahí esperamos poder radicar al menos la de la Ley 30”, aseguró.

Y añadió: “La del Sistema General de Participaciones, que es más compleja y requiere de una coordinación con el Ministerio de Hacienda, probablemente tendrá que esperar hasta el segundo semestre. De cualquier forma, mi pretensión y por lo que tengo que luchar es que las dos reformas se conozcan y se discutan”.

MATEO CHACÓN ORDUZ



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico