'Debemos sepultar el modelo actual': Mauricio Toro, presidente de Icetex

‘Debemos sepultar el modelo actual’: Mauricio Toro, presidente de Icetex



El excongresista
Mauricio Toro
fue designado por el
ministro de Educación, Alejandro Gaviria
, para ocupar la presidencia del
Icetex
, una de las entidades clave en la apuesta educativa del
Gobierno de Gustavo Petro
, cuya principal apuesta es garantizar un mayor acceso a la educación superior, en especial en las regiones.

Este nombramiento fue aplaudido por algunos sectores, dado el seguimiento que durante años ha hecho Toro respecto al sector; pero también fue cuestionado, en especial por su postura cuando fue representante a la Cámara y durante la campaña electoral pasada, donde
propuso “sepultar” al Icetex y reemplazarlo por otra entidad que “no se comporte como un banco”,
a la cual proponía nombrar como ‘Protalento’.

Tras su nombramiento,
Toro
habló con EL TIEMPO. En esta entrevista se mantuvo en la idea de
“sepultar el modelo actual” de la entidad, y hacer una reforma estructural
de la misma
.
Sin embargo, señaló la importancia de
hacerlo de manera sostenible y responsable, sin causar estragos financieros al Icetex
, pero siempre con una mirada social y humana.
Así mismo, se refirió a los retos urgentes de la entidad, como la
condonación de créditos educativos y la modificación de las condiciones
de los mismos, con el fin de garantizar
financiación educativa
que no asfixie económicamente a los usuarios, con
tasas de interés y plazos que se ajusten a la realidad económica de los beneficiarios.
Queremos devolverle esa misión social a la entidad, el trato humano que es necesario en una institución tan importante como esta. Hay que recordar que en 2005 hubo una reforma que volvió al
Icetex en una entidad financiera
, y eso fue lo que hizo que muchas líneas de crédito se alejaran de ese trato humano, y se encontraron líneas con unos costos supremamente elevados para los usuarios y la capitalización de intereses. En las conversaciones que hemos tenido, tanto por parte del
ministro Alejandro Gaviria
y de las propuestas de campaña del presidente Petro, se fijaron seis puntos claves dentro de
la transformación del Icetex
que esperamos alcanzar.

En primer lugar, fortalecer la misión social, para que la entidad siga creciendo de manera sostenible y pueda llegar a los territorios más apartados del país, desconcentrar la oferta de las capitales y llevarla a las regiones, que
poblaciones campesinas, afro, indígenas y raizales
puedan realizar sus estudios. En segundo lugar está la financiación justa de la educación, que logremos un modelo humano, sostenible y justo, para evitar las elevadas tasas de intereses que estamos viendo con algunas líneas de crédito.

En tercer lugar, modernizar la entidad, logrando cercanía e información clara. Hoy tenemos
diferentes sistemas de información
que no se hablan entre ellos, y se requiere una integración de los mismos para
humanizar al Icetex
. Lo cuarto es encontrar fuentes de financiación competitivas. Tenemos claro que se asumió hace unos años un crédito con el
Banco Mundial
que hizo que algunas líneas de crédito fueran impagables, con casos de jóvenes que pagan hasta cuatro veces lo que pidieron prestado, que pagan cuotas superiores al 80 por ciento de sus ingresos, y eso no puede seguir pasando.
Buscaremos recursos del
Presupuesto General de la Nación (PGN),
de la adquisición de créditos flexibles, a unas
tasas inferiores a las actuales
, la
emisión de bonos educativos y recursos de cooperación internacional para la educación
. Esto garantizará tener unas
tasas de interés justas y decentes.
La quinta prioridad es reducir la carga administrativa, que se ve reflejada en el recibo de pago de los jóvenes. La entidad debe ser más eficiente y reducir costos. Finalmente, el sexto punto es mejorar las condiciones de los créditos actuales, sobre todo de las líneas más problemáticas.

Hay una promesa de campaña de la condonación de 4.000 créditos estudiantiles, como ya se anunció hace unos días. Esa promesa hay que honrarla. Debemos revisar las condiciones, a qué líneas de crédito y tipos de estudiantes. Hay dos características de esa población que sería priorizada: primero, jóvenes que no continuaron con sus estudios por cualquier situación pero que quedaron con la deuda y muchos de ellos han sido reportados a centrales de riesgo, es una cartera irrecuperable que necesita acciones puntuales; y en segundo lugar la condonación de intereses y parte del capital de la deuda a aquellos estudiantes que terminaron de cursar sus estudios.
Sabemos que tenemos que tener mucho cuidado y proteger la cultura de pago de los estudiantes a los créditos del Icetex. Un estudiante que termina su carrera y empieza a pagar su deuda a una tasa justa, en el tiempo justo, garantiza que esa plata entre de nuevo a la entidad para ayudar a otros jóvenes que recién empiezan sus estudios. De eso depende el equilibrio económico y la salud financiera del Icetex. Por eso debemos garantizar que estas condonaciones se den en el marco de unas condiciones específicas sin que esto vaya a afectar la cultura de pago de los usuarios.
Se han hecho cosas buenas, no puedo decir que no. Debemos trabajar sobre lo construido, pero sí se requiere una profunda reforma al interior de la institución.

Algunas de esos alivios, como la suspensión de pagos, terminaron haciendo una acumulación de intereses y capital. Se congelaron los pagos, pero los usuarios continuaron con líneas de crédito que son insostenibles. Si bien hubo un plan de alivios que le generó beneficios a alguna parte de la población, hay que replantear cuáles mantener y qué reestructuraciones se deben hacer.

Actualmente el
Icetex es la única entidad pública a la que se le permite la capitalización de intereses
, y esto termina afectando a los deudores que terminan con una incapacidad de pago. Tenemos personas cuyas cuotas ocupan gran parte de su salario, y por sobrevivir deciden no pagar, lo cual genera problemas financieros a la entidad. Y es eso precisamente lo que se debe atender, los alivios a los que debemos apuntar.

Hoy tenemos una entidad a la que la gente le tiene miedo y malestar por todos estos problemas, y eso debemos mejorarlo.

Hay que decir que este modelo se decretó en el
Gobierno Duque
, pero viene de una reforma en el
Gobierno Santos
. Lo que se busca es que el valor de las cuotas no sean tan altas comparadas al salario del joven, para garantizar que pueda pagar su crédito sin que se asfixie económicamente.

Lo que se hizo en el anterior
Gobierno
fue garantizar este mecanismo, pero hay una restricción, y es que aplica solo para usuarios nuevos que se acojan al modelo. No todas las personas pueden acceder a este beneficio obviamente porque se necesitan recursos. Dependerá de lo que logremos alcanzar del
PGN para garantizar que sean más los beneficiarios de este mecanismo,
que hay que seguir haciendo crecer, porque es positivo para los usuarios, que no se van a ver asfixiados, y para la entidad, porque se garantiza el pago de la deuda.
Me mantengo en decir que la manera como está funcionando hoy el Icetex no puede continuar. Hay que sepultar y liquidar las
líneas de crédito que están ahogando a miles de jóvenes
. Ese modelo financiero bancario en una entidad social al servicio de la educación hay que sepultarlo. Debemos crear un modelo distinto, humano, que le dé tranquilidad a los jóvenes de que pueden adquirir un crédito y pagar esa deuda. El anterior modelo se quedó corto y fracasó. Debemos tener uno nuevo que llegue a las regiones, que sea amable con el usuario y que le devuelva la confianza a la entidad.

MATEO CHACÓN ORDUZ

Reducción Educación



Tomado de el Tiempo.com

Deja tu comentario
Comentario
Nombre
Correo electrónico